Con la llegada del verano y las altas temperaturas, es importante realizar un buen mantenimiento de los grupos de frío de las máquinas Vending.

En este artículo, queremos facilitar unas recomendaciones básicas, destinadas a reducir el consumo eléctrico y alargar la vida de los equipos.

Revisiones a realizar como mínimo una vez al año.

1. Ventilación de la máquina

La mayoría de máquina Vending, para refrigerar los grupos de frío, toma el aire por la parte inferior de la puerta y lo expulsan por la parte trasera.

Por este motivo, debemos vigilar no tener papeles ni latas que obstaculizen la entrada de aire y que la máquina tenga una separación de 20 cm. con respecto a la pared para facilitar el flujo de aire

2. Limpieza de la unidad condensadora

El refrigerante sale del compresor a temperaturas elevadas, cercanas a os 90 grados. La unidad condensadora, se encarga de rebajarla hasta valores cercanos a la temperatura ambiente.

Debemos asegurarnos que la rejilla de la unidad condensadora no esté taponada por polvo, papeles, hilos, etc.

Si no refrigera correctamente, bajará el rendimiento del grupo de frío y observaremos que se produce hielo en la unidad condensadora.

3. Comprobar el funcionamiento de los motores de la unidad condensadora y evaporadora.

Tanto la unidad condensadora como evaporadora funcionan por tiro forzado de aire, es decir, unos ventiladores se encargan de hacer pasar el aire por sus rejillas y así frozar el intercambio de temperatura.

Observar que todos los motores estén en marcha y sin ruidos. El motor de la unidad condensadora funciona continuamente produciendo el desgaste de los cojinetes.

4. Verificar que no se forme hielo en el evaporador

El hielo en el evaporador se puede producir por una de las siguientes causas;

- Máquina pegada a la pared, entrada de aire tapada o fallo del ventilador del condensador.

- Entrada de aire del exterior; máquina mal cerrada, puerta de dispensación de productos rota o abierta, juntas ce cierre desgastadas o rotas, etc. En esta situación, también observaremos que rebosa agua por la cubeta de recogidas de agua situada al lado del compresor.

- Falta de gas, normalmente debido a una fuga.

5. Control periódico de la temperatura

Sobre todo en máquinas con alimentos refrigerados, es importante que el Gestor de Ruta compruebe en cada reposición la temperatura de la máquina, (antes de abrirla para cargar), si el termómetro exterior muestra valores anómalos, pasar nota al servicio técnico.

Aprovechando la revisión anual de la máquina, el técnico debería contrastar el termómetro de la máquina con un termómetro calibrado, dando así validez a la lectura de temperatura que pueda realizar el usuario.

Para conocer el funcionamiento de los grupos de frío, os recomendamos nuestro curso “GruposFrío Nivel 1” de nuestra plataforma de formación.

Joan Gispert